pie izquierdo

Comuneras de Unión Chahuay - Paruro Cusco

Innovación en los andes frente al cambio climático

Publicado: 2016-02-07

Hasta hace unos años atrás la mayoría de agricultores en la región andina, podían predecir la época de lluvia y sequía, los conocimientos ancestrales heredados de generación en generación permitían dar una lectura de estas señales que nos brindaba la naturaleza; y sumado al respeto y cuidado de la tierra les permitía cultivar y cosechar productos de calidad bajo de manera sostenible.

Poco a poco la cosas han ido cambiando, por una parte el clima viene sufriendo alteraciones producto de las emisiones de gases contaminantes (hoy en día se produce más de lo que realmente necesitamos), y por otra parte muchos de nosotros hemos perdido la capacidad de interpretar las señales que nos brinda la naturaleza, lo cual trae consigo muchos problemas en nuestras actividades cotidianas y en especial en el sector agricultura tradicional.

Cada vez se hace más difícil pronosticar el clima de manera natural, lo cual afecta gravemente a los cultivos, impidiendo el crecimiento normal de las plantaciones y causando millonarias pérdidas para el país, lo cual afecta directamente a la economía familiar de los agricultores .

“Ya no se sabe la fecha de inicio de las lluvias, ahora cuando plantamos los veranillos echan a perder nuestras plantaciones y esto afecta especialmente a los sembríos que no tienen riego” Juana, agricultora de Cusco

Sin embargo, existen agricultores que vienen revalorando, aprendiendo y enseñando a cuidar la tierra, a los cuales llamaremos los “yachachiq” , ellos cada día luchan por recuperar y mantener aquellos conocimientos que permitían tener una relación equilibrada y sostenible entre el hombre y la naturaleza.

Algunos de estos “yachachiq” pueden ser encontrados en la comunidad campesina de Unión Chahuay- Paruro- Cusco ubicado en los andes del Perú. Esta comunidad hace 5 años decidió tomar acción frente a las numerosas pérdidas que se daban en los sembríos por efectos del cambio climático (sequias y lluvias excesivas), se organizaron y lograron con apoyo de un programa del gobierno peruano capacitarse en técnicas que les permitieron manejar, consumir alimentos de calidad y finalmente comercializar sus productos de mejor manera.

Hoy en día los esfuerzos están dando cada vez más resultados, pero esto no sería posible si no existieran líderes quienes sean capaces de consensuar un desarrollo comunal. Una de esas lideresas es Dorina Arapa de 24 años, joven comunera de Chahuay y chef de profesión, ella ejerce con un liderazgo innato la administración de los ingresos percibidos por la comunidad como fruto de las ventas de productos orgánicos, ecoturismo, albergue, restaurant y venta de cuyes, los cuales repercuten directamente en el ingreso de las ahora 50 familias beneficiadas .

“Las cosas han cambiado estos últimos años, el clima está cambiando si no hubiéramos variado nuestras actividades (ecoturismo, crianza de cuyes, albergue, etc) estaríamos mal. Al inicio no fue fácil pero con perseverancia y mucha fuerza todo es posible."
Dorina Arapa

Ella como joven visionaria, sigue buscando las mejores formas para adaptarse a estos cambios en el clima , tiene planes de seguir expandiendo las actividades de la comunidad de manera sostenible, de encontrar una solución innovadora para hacer frente a cada problema que se presente y sabe la importancia de enseñar a generaciones futuras los conocimientos adquiridos durante años.

Perú es uno de los países más vulnerables frente al cambio climático y se avisoran efectos aún más adversos, sin embargo existen jóvenes como Dorina quienes con ahinco y creatividad hacen frente a un problema global con acciones locales, adaptándose y diversificando sus actividades dinamizando no solo su economía familiar, sino el de muchas otras familias.

Porque la mejor forma de hacer frente a un problema es mediante una solución innovadora.

Y tu qué haces para hacer frente al cambio climático?



(*) Agradecimiento especial a Gabriela Huayaconsa por los datos otorgados


Escrito por

Bitia Chávez

Ing. Química estudiante de la maestría en Cambio Climático- Cusco, fundadora de Mundo EcoTec y colab. climate trac


Publicado en