pie izquierdo

Fuente: Andina- agencia de noticias

¿El futuro está en nuestras manos?

En Cusco, ¿realmente estamos sembrando para cosechar un presente y futuro sostenible?

“[…] nos encontramos aquí frente a una pura expresión de la civilización indígena más poderosa de América, inmaculada por el contacto de la civilización vencedora y plena de inmensos tesoros de evocación" 

Ernesto Che Guevara

Publicado: 2018-08-14


Cusco departamento con gran historia y cultura, de zonas montañosas y amazónicas, región de privilegiada geografía que hace posible la existencia de una incomparable biodiversidad y un potencial energético que aún poco se ha explorado, se enfrenta hoy en día a un cambio que podría asegurar un crecimiento sostenible o un debacle por las decisiones de corto plazo y falta de una estrategia de planificación. 

Gas de Camisea (lote 88)

Durante estos últimos 10 años la economía del Cusco ha ido cambiando debido a los yacimientos de gas encontrados. En el 2004 se iniciaron los trabajos de explotación de yacimientos del gas de Camisea en el distrito de Echarate, provincia de la Convención. De acuerdo a ley, Cusco recibe por concepto de explotación del gas de Camisea un canon (regalías) equivalente al cincuenta por ciento de la regalía que recibe el Estado.

Fuente: Dirección General de Hidrocarburos 2015

 

Fuente: Distribución de canon a departamentos Perú


El impacto social, ambiental y económico de la explotación del gas de Camisea 

Si bien es cierto este proyecto ha generado (y viene generando) puestos de trabajo directos e indirectos), proyectos de infraestructura, salud, saneamiento, etc en la región, también trae consigo una dependencia económica de los sectores públicos- privados, y por supuesto algunos daños ambientales (según el estudio Ambiental y Social Independiente de Proyecto de Gas Camisea realizado por Amazon Watch, Oxfam América y el Centro para el Desarrollo del Indígena Amazónico (CEDIA) se observaron que existirían impactos negativos irreversibles)

En el estudio antes citado, ninguno de los componentes del proyecto satisface los estándares del Banco Mundial. Las actividades de exploración, extracción y transporte destruirán bosques tropicales, además de los daños a la biodiversidad local. Los daños sociales de las comunidades circundantes también vienen siendo cada vez mayores, su cultura, ambiente y actividades vienen cambiando de manera drástica.

El impacto de este proyecto se ha observado en diferentes grupos sociales. La transferencia de Canon Gasífero por año ha ido incrementando anualmente, sin embargo durante estos últimos años las transferencias de canon vienen reduciendo. La pregunta que nos debemos hacer es: ¿logramos aprovechar estos recursos económicos en su debida oportunidad con impacto positivo regional?

Teniendo en cuenta que el gas natural así como los hidrocarburos, son fuentes no renovables, vale la pena en invertir en este tipo de recursos?, tomando en cuenta incluso que los daños ambientales y sociales de la explotación de estos recursos pueden ser irrecuperables?

No sería más lógico invertir y promover tecnologías y recursos de manera sostenible, enfocándonos en que ese desarrollo esté adaptado a los usos y costumbres de la gente?

Nuevos yacimientos , nuevas oportunidades?

No conforme con Camisea, actualmente se vienen realizando diferentes trabajos de exploración de nuevos yacimientos. Es así que se plantea para los siguientes años el desarrollo del lote 58, el cual considera la ampliación de yacimientos en el Cusco y la perforación de diez “pozos de desarrollo”.

La ubicación del lote 58 - adyacente a Camisea - le permitiría a la empresa extranjera China National Petroleum Corporation (CNPC) formar sinergias otras empresas y lotes que ya producen en la zona (lote 57 (Repsol), 56 y 88 (Pluspetrol)). El lote 58, ubicado en Megantoni (Cusco) representa casi el 40% de la reserva probada actual del lote 88 de Camisea. Un gran proyecto que traerá consigo grandes ingresos para la región, pero también posibles pérdidas de biodiversidad y conflictos sociales si no es bien manejado.

El desarrollo del lote 58 considera la ampliación de los yacimientos Urubamba, Picha, Taini y Paratori, y la perforación de diez pozos de desarrollo. Según el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) presentado, se tiene previsto también la construcción y operación de líneas de flujo, la ampliación de la base de campamento y la construcción de una planta de procesamiento de gas natural. En la actualidad el EIA viene siendo revisado por el Servicio Nacional de Certificación Ambiental SENACE, dicha institución tendría la última palabra para dar el pase al proyecto.


Escrito por

Bitia Chávez

Ing. Química estudiante de la maestría en Cambio Climático- Cusco, fundadora de Mundo EcoTec y colab. climate trac


Publicado en